martes, 31 de enero de 2012

La casa ideal para los recién casados

El estado de euforia por comenzar una vida juntos en pareja puede ser un mal consejero al elegir la vivienda que se comprará para formar la nueva familia. Los asesores inmobiliarios coinciden en que las parejas de recién casados son susceptibles a cometer errores en la búsqueda de su primer hogar.

Como Asesor Inmobiliario, recomiendo que antes de decidirse por una casa, las parejas tengan en cuenta sus necesidades futuras al menos para los próximos seis años.

Muchas veces las parejas jóvenes ‘se enamoran' de una propiedad que parece satisfacer sus necesidades más inmediatas; sin embargo, con el paso del tiempo puede darse el caso de que las escuelas, supermercados u hospitales (que no son prioritarios para una pareja de recién casados) queden demasiado lejos.

"El primer error es seleccionar una propiedad sin tomar en cuenta el entorno o comprar una propiedad muy bien ubicada, pero demasiado pequeña para permitir que la familia crezca cuando llegue el momento".

Como Asesor Inmobiliario, te recomiendo que te centres en analizar los siguientes puntos para conseguir la casa de tus sueños con la menor posibilidad de error:

1.- Madurez. No importa la edad de los recién casados, la pareja no debe comprar una propiedad hasta que se sienta lista para absorber un compromiso conjunto de largo plazo.

2.- Planes. Si echas un vistazo a cómo era tu vida hace cinco, ocho o hasta diez años, te darás cuenta que las circunstancias cambian conforme pasa el tiempo. Debes cuestionarte qué necesitarás y cómo será tu familia en los próximos años.

3.- Presupuesto. Dicen que ‘cuentas claras y amistades largas' en un matrimonio sucede lo mismo, es importante que la pareja sea realista con respecto al presupuesto con el que se cuenta.

4.- Objetividad. Las parejas jóvenes no se visualizan viviendo en una casa a las afueras de la ciudad rodeada de escuelas y mercados. Sin embargo, una vivienda en la zona con más entretenimiento puede no ser la mejor opción en el largo plazo, sobre todo si quieres que la familia crezca pronto. Las estadísticas apuntan a que siete de cada 10 parejas de recién casados prefiere comprar casas nuevas, sin embargo, las propiedades usadas también pueden ser atractivas.

5.- No casarse con la casa. Comprar una primera propiedad para después venderla y comprar otra que se adecue a las nuevas necesidades puede ser una opción. En España las personas viven en promedio en 1.8 casas en toda su vida, es decir, muy pocos acceden a mudarse más de una vez. Esa tendencia está cambiando y cada vez son más las personas que invierten en una primera propiedad para luego mudarse a una mejor. No descartes la idea.

6.- Apertura. Evita quedarte con la primera opción que veas, como Asesor Inmobiliario te recomiendo que consideres hasta ocho posibles propiedades y analices para determinar cuál  cumple mejor con los requerimientos que tendrás, sin embargo debes tener cuidado de no saturarte.

Tu Asesor Inmobiliario

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar